Foto Julie Alonso

Julie Alonso vino de Cuba hace un año y medio y está feliz en Uruguay, si bien extraña absolutamente todo porque es muy apegada a su país, su gente y sus espacios. Pero sentía que quería dar a sus hijos un futuro diferente, con más libertad y posibilidades y eso la llevó a emigrar. Como ella misma dice: “poder ir a un mercado y comprar lo que me plazca” Hoy es QA Tester en Infocorp y aunque no lo crean: No le gustan las milanesas! En el futuro le gustaría viajar con sus hijos y que conozcan Rusia, un país que la deslumbró. 

¿Contame cómo y cuándo llegaste a Uruguay?

Hace un año y medio aproximadamente, la oportunidad se dio porque mi esposo vino antes. Teníamos muchas amistades en nuestro rubro y nos comentaron que había buenas posibilidades laborales. El vino antes y para mí fue un reto quedarme sola en Cuba durante ocho meses con nuestros hijos que en ese momento tenían 4 y 5 años.

¿Conocían algo de Uruguay antes de llegar?

Traté de investigar antes, sobre todo el tema del trabajo, y de educación. Realmente lo hicimos por nuestros hijos porque desgraciadamente en Cuba no tenemos posibilidades para desarrollarnos como queríamos y queremos que nuestros hijos se críen con más amplitud. Me gustó saber que se puede caminar por la calle tranquilamente, porque me daba miedo que fuera un país violento. Pero realmente me siento súper cómoda, si bien a mis hijos les costó la adaptación, sobre todo la escuela. Tengo ahora la dificultad por el tema del COVID, dado que el grande es muy alérgico y asmático y me preocupa que se pueda contagiar.

¿Y cómo se adaptaron al clima Uruguay? Sabemos que algunos caribeños lo sienten muy frío.

A nosotros nos encanta el clima de Uruguay, de hecho, con mis hijos tengo que estar atrás de ellos todo el día para que se abriguen. Pero a mí me encanta el frío.

¿Cómo fue la búsqueda de trabajo en Uruguay? ¿Cómo llegaste a Infocorp?

Cuando llegué estuve tres meses ubicando a mis hijos, y después me puse a buscar trabajo. Me recomendó un amigo de hace muchos años que estudiamos juntos y somos como familia, y la verdad que se dio todo muy rápido. El proceso fue genial.

¿En qué consiste tu trabajo?

Soy QA Tester. Lo que nosotros hacemos es entregarle al cliente lo que pide, con la calidad requerida. Soy una especie de filtro y realmente me encanta mi trabajo.

¿Alguna anécdota que tengas sobre el trabajo?

Un día que estaba probando algo en BISA (Banco de La Paz, Bolivia) y sin querer toqué “traducir la página” y justo estaban en una entrega y toda la página se rompió, aquello fue increíble, todos vinieron a verme, yo me moría porque era acabadita de llegar. Pero fue un aprendizaje, nunca he vuelto a traducir la página, ¡ya lo sé!

Cuando le contás a alguien de Cuba sobre Uruguay, ¿qué destacás?

Normalmente lo que siempre destaco es que acá no son taaan cariñosos. Si bien todos son muy amables nosotros los cubanos somos muy apegados y muy cariñosos y siempre saludamos mucho, por ejemplo, el 14 de febrero yo traje una torta para compartirla con mis amigos porque era el día del amor y la amistad y llegué felicitando a todos y era como que “y porque me felicitas?”.  Son culturas diferentes y aprendemos de eso.

¿Qué le recomendarías a algún otro extranjero que piense venir a vivir a Uruguay?

Realmente me han preguntado mucho. Algo importante es  que tenés que estar para  la búsqueda laboral que puede ser complicado, si bien en mi caso no lo fue. Tengo muchas amistades que no han conseguido trabajo y llegaron al mismo tiempo que yo. Obviamente depende mucho de la preparación. Que sepan que van a tener que hacer un sacrificio, pero hay que proponérselo, hay que tener una meta.

¿Y qué es lo que más extrañas de Cuba?

Bueno, de Cuba extraño todo aunque estaba con muchas ganas de salir del país, porque por mucho que no viviéramos mal, yo quería otra cosa. Quería ir a un mercado por ejemplo y comprar lo que me hiciera falta.  Hay personas que me decían “tu verás que vas a extrañar hasta el aire”, y yo les decía que no, pero realmente lo estoy viviendo. Extraño mi casa, extraño a mis amigos, extraño bajar y conversar con cualquiera porque me llevaba con todo el mundo, con el que vendía en la verdulería, o sea extraño todo. Pero igual estoy conforme con la decisión. Es cuestión de actitud y no dejarse caer.

¿Si pudieras elegir viajar al pasado o al futuro dónde irías y por qué?

Bueno, al pasado no sé…pero en el futuro quiero ir a Estados Unidos a ver a mi familia y si no es en Estados Unidos a cualquier país donde nos podamos encontrar. En Cuba solo tengo a una tía que justo está haciendo trámites para salir allí. Mi madre, mi hermano con su esposa y sus dos hijas están en Estados Unidos. Otro de mis sueños es ir a Rusia con mis hijos. Yo viajé allí con mi esposo porque era a uno de los lugares que se podía ir desde Cuba sin visa. Me encantó, a mí no me alcanzaban los ojos para ver. Cuando fui a Rusia no había nieve, justo era verano, pero nos agarró como un temporal, yo no llevé nada de invierno, en primera porque no tenía, en Cuba no hace frío y en segunda porque nos dijeron “ahora hay verano allá, es como aquí” y llegamos y cayó hasta granizo. Pero nada, nos compramos dos o tres cosas, y nos encantó.

¿Hay algo más que te gustaría compartir?

Sí. Mi meta personal durante todo este tiempo era crecer profesional e intelectualmente y hoy me siento muchísimo más preparada. Aprendí muchísimo en Infocorp y sobre todo me encanta la unión que tenemos entre todos. En este tiempo de cuarentena nos hemos unido incluso más. He hablado con muchas personas que ni siquiera había hablado antes. También me encantan los jefes. Todos los días aprendo algo nuevo. Así que, a pesar de la distancia, no me arrepiento de haber dado el paso.

Ping Pong de preguntas y respuestas 

P: Una comida uruguaya que te guste o no te guste

R: No me gustan las milanesas. Las que he probado y siento que les falta sal y están con mucho empanizado

P: Un lugar de Uruguay que te guste

R: Casa Pueblo

P: Una costumbre uruguaya que hayas adoptado

R: Hablar con el “ta”

P: Algún artista uruguayo

R: Valeria Britos, me gusta mucho la canción “No te creas tan importante”